Hacer un regalo es una forma de demostrar al otro que te importa, sin embargo, en las últimas décadas estos regalos han perdido su sentido.

Las fiestas se han convertido en una locura consumista en la que lo más importante parece ser lo impresionante y caro que es el regalo, como si el amor dependiera de la cantidad de dinero que gasto o lo mucho que estoy dispuesto a endeudarme por mis seres queridos.

Desde masKreacción…

Publicaciones Similares